viernes, 28 de febrero de 2014

Nunca Recomendaría...
Pídeme lo que quieras, de Megan Maxwell


Pídeme Lo Que Quieras, de Megan Maxwell, es una trilogía erótica de las que hay tantas últimamente.

Ya sabemos que de esta corriente todos los libros siguen más o menos el mismo patrón:

Chica normal y corriente a menudo trabajadora + tío buenorro barra dios sexual con grandes traumas y muy controlador + grandes dosis de sexo sin atadura + el morbazo de turno + romance

Y eso está bien. Hasta ahí, todo correcto. Si una idea es buena, ¿por qué no explotarla?

El problema radica en que cuando explotas la misma idea que ochenta libros han explotado antes, tienes que darle un toque fresco, o al menos no cagarla.

Pídeme lo que Quieras sigue el mismo patrón que otras muchas trilogías eróticas, pero en versión película mala.

El llamado “tío buenorro barra dios sexual con grandes traumas y muy controlador” lo tiene todo, salvo los traumas. Espera, estoy mintiendo: sí los tiene, pero resultan tan absurdos que te preguntas cómo por ese motivo podía mantener a todo el mundo a distancia. Es una bobada que no te puede apartar así de las personas.

También tenemos el “morbazo de turno”, que en otras sagas es, por ejemplo, la dominación, o el sadomasoquismo, o el uso de abundantes juguetes sexuales. Te gustarán más o te gustarán menos, pero se dejan leer. Y no obstante aquí nos encontramos con uno de los peores morbos que me he encontrado en la literatura erótica: el intercambio de pareja. Así como suena, el hecho de ceder a tu pareja a otra persona para que se la tire frente a ti.

Ese es el morbo que explota Pídeme lo que Quieras, la cesión de la persona a la que amas para ver cómo es otro el que le hace el amor.

A esto hay que sumarle un abrumador exceso de páginas de sexo, algo muy normal en este tipo de literatura, pero es que en esta ocasión son demasiadas. La escasa, muy escasa historia que tiene la saga queda sepultada bajo todo ese sexo, y la relación de los protagonistas, lejos de ser el clásico estira y afloja tan seductor en otras obras, te hace resoplar de disgusto.

En fin, en lo personal yo nunca recomendaría Pídeme lo que Quieras, de Megan Maxwell, porque creo que, para leer más de lo mismo, hay otras obras de literatura erótica que van a ser más entretenidas y divertidas.

miércoles, 19 de febrero de 2014

Reseña
El Juego de Ender


Datos Técnicos
Título: El Juego de Ender (1r volumen de la Saga de Ender)
Autora: Orson Scott Card
Editorial: Zeta
Páginas: 359

Sinopsis
La Tierra se ve amenazada por los insectores, una raza extraterrestre completamente ajena a los humanos, a los que pretende destruir. Para vencer a los insectores es necesario un nuevo tipo de genio militar, y por ello se ha permitido el nacimiento de Ender, quien en cierta forma constituye una anomalía viviente: es el terc er hijo de una pareja en un mundo que ha limitado estrictamente a dos el número de descendientes. El niño Ender deberá aprender todo lo relativo a la guerra en los videojuegos y en los peligrosos ensayos de batallas que realiza con sus compañeros.

Historia
Esta novela trata sobre la naturaleza humana. Así como suena, nos habla del modo en que el ser humano está dispuesto a todo por sobrevivir.
El hombre encuentra un enemigo que lo ataca, se defiende con todo lo que tiene y empieza a estudiar la manera de evitar otro ataque: Esa manera es Ender.
Se trata de una historia verdaderamente desgarradora donde queda claro lo que estamos dispuestos a hacer por la supervivencia. Ender, que es sólo un niño, es roto y moldeado para convertirse en un salvador, sin importar lo que pase con su mente ni su alma. Es muy duro ver cómo es aislado y humillado, obligado a luchar contra todos los que lo rodean para convertirse en el líder necesario para esta guerra.
Supongo que la peor parte del asunto es que en realidad, aunque odies el modo en que es tratado, aunque odies toda esa crueldad, sabes que no hay maldad de verdad, que se hace lo que se debe, o lo que ellos creen que deben, incluso si significa torturar a un niño.
Es, en definitiva, una historia verdaderamente dura, llena de emociones desgarradoras y con un final…En fin, cuando menos sorprendente.

Estilo
Los lectores de Orson Scott Card ya saben que no se anda con chiquitas. Su estilo es denso, así como suena: a veces puede ser difícil. No abusa de descripciones pero ahonda profundamente en las emociones más oscuras del ser humano, y quizá es por eso que a veces resulta tan duro leer sus obras.

Personajes
Ender es el protagonista evidente, y aparte de su hermana Valentine no se profundiza en los demás personajes, puesto que esta novela se narra casi por completo desde él.
Ender es un niño, o al menos empieza siéndolo, aunque muy pronto deja de serlo, sea cual sea su edad. Es un prodigio, muy inteligente, con una mente brillante capaz de elaborar complejos planes y ganar una guerra con un mínimo de recursos, como bien demuestra en numerosas ocasiones. Pero lo que realmente caracteriza a Ender no es su mente, sino su corazón: tiene un corazón inmenso, una gran compasión y afecto que no puede dirigir a nadie, pero es capaz de amar más que muchos de los demás personajes. El problema es, por lo visto, que no se le permite querer.

Otros
Nada que añadirle.

Lo mejor
-Ender
-Los insectores
-La crudeza y realismo de la obra en general
-El gran final
-La superación: cómo Ender se enfrenta a todos los obstáculos y los va salvando cueste lo que cueste

Lo peor
-Los capítulos de Valentine se me hacen innecesarios, incluso molestos.


Nota final: Magnífica (9). No soy propensa a poner dieces, y El Juego de Ender podría ser incluso mejor. A pesar de todo es una obra maravillosa, llena de emoción y dolor que te calará muy hondo.

sábado, 15 de febrero de 2014

La Calidad Literaria

Como no quiero que nadie se me tire al cuello por obras favoritas o no favoritas, no voy a decir nombres, títulos ni autores, pero quiero, necesito hablar de la calidad literaria, o, en mi opinión, la ausencia de la misma.

Partimos de la base de que cada cual considera “calidad literaria” a algo diferente. Hasta ahí, de acuerdo.

Pero es que hay límites.

Cada vez hay más “novelas basura”, que llegan a lo más alto del mercado literario. Son novelas insustanciales con personajes flojos, historia simple, a menudo incluso un estilo que deja mucho que desear, y cuyo único éxito es explotar la corriente literaria del momento.

Una novela basura para pasar el rato está bien, por qué no. Todo merece una oportunidad, todo tiene su mérito.

Pero llegamos a este punto en que una novela con una calidad literaria completamente inexistente alcanza una la fama de grandes obras, obras que la superan del derecho y del revés, y aún hay personas con la sorprendente idea de que es “mejor”.

No lo comprendo. Es que no puedo comprenderlo. La fama es alcanzada por estas obras mediocres, mientras que otras novelas con una calidad muy por encima se quedan en los cajones de los escritores sin ver nunca la luz del sol.

Realmente, ¿adónde estamos llegando, adónde nos dirigimos?

¿Adónde estamos yendo, que obras sin ningún valor alcanzan cotas tan altas?

¿Los lectores ya no buscamos calidad, sino que nos decantamos por historias simples y vacías con las que pasar el rato?


¿Qué pensáis vosotros?

sábado, 8 de febrero de 2014

Consejos para Escribir: Preparación

Como todos los escritores, nosotras tenemos nuestros trucos, que hemos ido desarrollando con los años, y la verdad es que queremos compartir alguno con quien los quiera leer, si eso le ayuda a mejorar en su propia escritura.

En esta ocasión, nosotras queremos aconsejar la preparación.

Mucha gente se echa las manos a la cabeza ante esto, claro, pero a nosotras nos ha funcionado siempre. La preparación de una historia es primordial para no sólo que sea coherente y bien hilada, sino también para terminarla. ¡La cantidad de buenas historias que quedan sin terminar, simplemente porque no había suficiente preparación detrás!

Sabemos que en nuestro caso podemos llegar a parecer un poco exageradas. De hecho, nos hacemos un resumen capítulo a capítulo, pero no a todos les tiene que funcionar.

Lo que sí funciona siempre, siempre, es preparar el material de antemano. Fichas de personajes con sus rasgos más característicos, su aspecto y su historia, detalles sobre el mundo en el que se encuentra la historia, y un resumen sobre esa misma historia, su pasado, su presente, qué tiene que suceder.

Muchos dicen que si el escritor conoce el final de su obra ya no puede transmitir la misma emoción. Yo por lo menos no estoy de acuerdo; transmitir esa emoción tiene que ver con la habilidad del escritor, no su conocimiento, y de hecho pienso que cuanto más sepa sobre su propia historia, mucho mejor para expresarla.

Este es el consejo para escribir que daremos en esta ocasión. La preparación es vital para terminar una novela bien hilada y con coherencia. Cuánta preparación, o cómo la hagas, eso ya es cosa tuya ;)

miércoles, 5 de febrero de 2014

Reseña
Dos Noches y un Día


Datos Técnicos
Título: Dos Noches y un Día
Autora: Hendelie
Editorial: Third Kind
Páginas:
 Precio: 2 euros
Podéis comprarla aquí


Sinopsis
En el París de la Belle Epoque, una apuesta cambiará las vidas de Alain, un poeta de la alta sociedad, y Neill, un inmigrante irlandés que intenta sobrevivir vendiendo sus favores en una de las casas de citas más exquisitas de la ciudad. En el marco de convulsión social del París de 1890, Alain y Neill descubrirán cosas sobre sí mismos que desconocían a través de una tormentosa relación con una resolución incierta. 


Historia
La historia nos presenta primero a Alain, un niño bien, y a un prostituto al que recurre constantemente, Neill, que tiene la actitud de cualquier cosa menos de la propia de su oficio. Alain es un poeta que ha empezado a publicar poesía sobre temas que no entiende, como el trabajo duro, y eso pone del higadillo a Neill.

La verdad es que la historia no va más allá de la relación entre los dos personajes, con un trasfondo político sobre el socialismo de la época. Confieso que en lo personal ese trasfondo me sobró un poco; será, probablemente, porque la política no me gusta demasiado.

Pero lo que realmente nos interesa de esta novela, que es la relación, es preciosa. Es una relación llena de baches que empieza entre el prostituto y su cliente, pero que va creciendo porque se van gustando, lo admitan o no. Sufren la pasión, los celos, la ira y también el desengaño, hasta llegar a un final…Que no voy a destripar.

[spoiler]
Y me queda una duda sobre ese final, por cierto. ¿Pero Alain fue lo bastante cabrón como para realmente acostarse con los demás chicos del burdel? No me llegó a quedar claro. Quiero creer que no.
[fin del spoiler]


Estilo
El estilo de Hendelie es florido, detallado, expresa maravillosamente las emociones y los pensamientos, algo que no muchos consiguen, hasta hacer que te sumerjas en los sentimientos de los personajes.


Personajes
Alain es el clásico niño rico. Se cree muy inteligente y muy maravilloso, pero no es más que eso, el niño rico y pijotero  de la época. Lo cierto es que resulta muy repelente al principio, pero conforme pasa la historia va madurando, encontrando su objetivo en la vida, decidiendo tomar riesgos, luchando, perdiendo y encontrando a su verdadero yo en el proceso, lo que lo  convierte en un personaje que crece durante la novela.

La verdad es que sí, va mejorando, pero eso no hace que me guste más. En lo personal me cae gordo desde el primer momento, y ya cuando

[spoiler]
Entramos en el temita de la apuesta, apaga y vámonos. ¿A quién se le ocurre?
[fin del spoiler]

Neill es un prostituto al que le gusta mucho beber y pelearse, diga lo que diga. Es huraño, desagradable y, vaya, un señor borde. Pero en eso radica su encanto, porque además de todo eso se preocupa por los demás, y es tierno…en el fondo. Es el tipo de personaje que enamora por su interior de algún modo dulce, apasionado, y lo más importante: bueno. Porque Neill, con todo lo que parece, es un trocito de pan bien blandito.

Aunque no se profundiza demasiado en otros personajes (¡no hay tiempo!) quiero hacer una mención especial a Sweet Pie. Es encantador. Es gracioso, chisposo y muy mono. No sé muy bien por qué pero me encanta.


Otros
Sin nada que añadir.

Lo mejor
-   Neill
-   El desarrollo de Alain
-   Sweet Pie


Lo peor
-   El momento reflexión de Alain sobre el amor y la vida, que se hace bastante pesado y aburrido.



Nota final
Buena (6). Quizá tenía el listón muy alto después de leer Fuego y Acero, pero aunque el romance es tierno, ardiente y emotivo, la verdad es que la novela me ha sabido a poco.

sábado, 1 de febrero de 2014

Precios abusivos en la literatura

Sé que este es un tema trilladísimo, pero yo también quiero dejar clara mi opinión sobre los precios de los libros en papel (que ya hablaremos de los electrónicos) que hay últimamente por el mercado.

Admito que antaño no pensaba tan a fondo sobre estos temas. Quiero decir que, vamos a ver, si un libro vale 14 euros pues vale 14 euros, y si vale 22, uff, mi bolsillo no se lo puede permitir, punto. Sí, claro, estaba segura de que las “marcas” (las editoriales, vaya) influían, que las más grandes siempre cobraban más, porque es lo que hacen las grandes empresas, inflar los precios, pero no me planteaba hasta qué punto.
Ahora sí que lo hago. Comencé a hacerlo en cuanto mi hermana y yo nos metimos en el mundo de la autoedición y vimos que, así de claro, lo de las editoriales es un robo.

Que sí, claro, hay mucha gente a la que pagar, ¿no? El escritor, el ilustrador, maquetación, imprenta, distribuidora,…

Pero mira qué casualidad: las editoriales más pudientes son las que tienen precios más altos en sus libros, ¿y por qué? Si ellos hacen tiradas mucho más largas, ¿por qué sus precios son tan altos? Y no es porque la imprenta les salga más cara. De hecho, cuantos más ejemplares imprimes más barato te sale el ejemplar, es decir: si imprimes 1000 copias de un libro, aunque sea una inversión mayor de primeras, cada ejemplar vale menos dinero que si son sólo 500 copias.

Un pequeño ejemplo:

La Otra Cara del Espejo, de Laura López Alfranca, de Ediciones Babylon. Son 248 páginas, tapa rústica con solapas. Son 11 euros el ejemplar, y estamos hablando de una editorial que está creciendo, así que no creo que se puedan permitir tiradas de 5.000 ejemplares, ¿no?

Por otro lado está Lila y Flag, de John Berger, editorial Alfaguara. El mismo número de páginas, 248, tapa rústica. El ejemplar son 18 euros. ¿Cuál es la diferencia? Alfaguara es una gran editorial, puede permitirse larguísimas tiradas, con lo que cada ejemplar tiene un precio base de impresión muy pequeño. ¿Qué hay que sumarle gastos de traducción y distribución? Ok. Eso no compensa 7 euros de diferencia.

(Atención, que este mismo libro vale 9.99 euros ¡en formato digital! Dónde vamos a parar…Pero bueno, este es otro tema).

Vamos, que no es cierto que sea “tan caro” publicar. Que sí, es un desembolso; que sí, es un riesgo; que sí, es mucho trabajo; que sí, las editoriales tienen que pagar a mucha gente. Pero por favor, la diferencia de precio entre los dos libros es abismal, y en esencia, no nos engañemos, se trata de la marca, siempre la maldita marca.

Esto es probablemente lo que me inclina a dirigir mi atención hacia las pequeñas editoriales, como es el caso de Babylon, o Kiwi, porque sé que son asequibles, y está más que claro que ponen todo su empeño en sus obras…No como las grandes, que a estas alturas sólo piensan en el dinero y en cómo conseguir más. ¿De verdad les importa tanto vender 1000 libros a 18 euros en lugar de a 14? ¿Tanto pierden?

Bueno, está ese dicho de “la avaricia rompe el saco”. Para mí ya lo han roto.